LEER LA CARTA

Han corrido ríos de tinta sobre Wall Street Institute, la mayor parte de las noticias están disponibles en internet y en su web oficial. Sin embargo, sólo unos pocos conocen la "aventura" y la "magia" de sus orígenes y en motivo de su 40 aniversario me gustaría compartirla con vosotros.

En febrero de 1968 fundé el Computex, una empresa dedicada a la enseñanza de informática, que en cuatro años contaría con 18 sucursales en toda Italia.

El 6 de junio 1972 vendí mis acciones y doce días más tarde, el 18 de junio de 1972, invité a cinco de mis directores de Computex a una reunión en Milán con el fin de explicarles mi nuevo proyecto. La reunión tuvo lugar en el Bar Pecchio, en Corso Buenos Aires, ya que todavía no tenía ni tan siquiera una oficina.

La idea central era aplicar el mismo método de enseñanza que había creado en Computex a la enseñanza de una lengua extranjera. La decisión fue aprobada por unanimidad, tres meses más tarde, el 13 de septiembre de 1972, nació la compañía Wall Street Institute srl, en Milán. La primera escuela de inglés fue inaugurada un mes después.

Al principio en el laboratorio de idiomas combinábamos el uso de materiales didácticos comprados a un editor británico junto manuales producidos por nosotros.

Ocho años después, en 1980, me decidí a crear nuestro propio material didáctico para el laboratorio de idiomas adaptado a nuestro método de enseñanza. Se trataba de un ambicioso proyecto que requería una importante inversión y la creación de un gran equipo de especialistas. Para ello contraté a Luciano Biondo, un experto en enseñanza programada que diseñó la estructura de todo el curso; a David Gibbon experto en gramática que escribió los nuevos manuales para los estudiantes; a Simon Buckland que incorporó los contenidos educativos dentro de una historia (una telenovela) que él mismo creó; a Sandro Zandonella, un especialista en electrónica que inventó una herramienta para realizar los exámenes; a Peter Edwards, quién desarrolló los dibujos animados y cómics de los actores de la telenovela; y a Alwin Bailey, el director del equipo en Londres (abrimos una oficina en Golden Square dedicada en exclusiva al desarrollo del proyecto). En lo que respecta a la comercialización, aparte de yo mismo, formaban parte del equipo Dario De Santi, responsable de la apertura de nuevos centros en Italia, y Renzo Zaccagni, que dirigía el centro de Bolonia.

No tenía ninguna experiencia ni en la creación de materiales didácticos, ni en el mundo editorial y además tampoco disponía de demasiado capital. Pero poseía dos factores que más tarde resultaron muy importantes para el éxito del proyecto: el entusiasmo y una gran fe en el proyecto. Además, cada miembro del equipo demostró a lo largo del camino ser la persona correcta en el rol correcto. Durante nueve meses realizamos varios experimentos. Probamos los tres primeros niveles con quince alumnos reales a los que pagamos para asistir a tres clases de dos horas cada semana. Realizamos muchos cambios en el material, entre otros, introdujimos ilustraciones de la telenovela. Finalmente empezamos la producción que se prolongó durante cerca de tres años. Decidimos llamar el nuevo método "EOL - English-On-Line".

Durante ese tiempo, compartimos la experiencia única y memorable de trabajar juntos como una familia, con un compromiso ferviente, con pasión y amor por lo que estábamos haciendo. Cada mes todo el equipo solíamos pasar un fin de semana en el campo, en una antigua casa en alquiler en el Lago Stresa (cerca de Milán), y en Folgaria, un hermoso pueblo en las montañas del norte de Italia, trabajando, pero también esquiando. En ambos lugares gozamos de un excelente cocinero, Renzo Zaccagni (quien había heredado sus dotes culinarias de su padre, el dueño de un restaurante en Bellaria, Rimini) en un entorno agradable, de cooperación sincera, apasionada y entusiasta.

En ocasión del 40 Aniversario de Wall Street Institute, he querido recordar aquellos días con la profunda convicción de haber vivido aquel periodo como una "aventura mágica", con una mención especial a todos los miembros de ese gran equipo. Gracias a ellos creamos un método de enseñanza del Inglés revolucionario, el mejor disponible en el mundo todavía hoy, con el que han aprendido inglés más de dos millones de personas en 27 países, y con el que continuarán haciéndolo otros tantos millones en el futuro.

Actualmente estamos atravesando un período muy crítico para la economía mundial. La crisis internacional está afectando especialmente a los jóvenes quienes sufren por su futuro, plagado de incertidumbres. Por ello, la compra en 2009 y 2010 de Wall Street English China y Wall Street Institute International por parte de Pearson, la mayor editorial educativa del mundo, no sólo es un reconocimiento a la excelencia del método EOL y al trabajo realizado durante 40 años, sino que también garantiza el futuro de todos los empleados de Wall Street English China y de Wall Street Institute Internacional para poder continuar trabajando en armonía y con plena confianza en su compañía.
"Feliz Cumpleaños" Wall Street Institute!

Luigi Tiziano Peccenini
Fundador y Presidente Honorario
Wall Street Institute Internacional
Wall Street English China
www.pecce.com

10 de junio 2012
 

Bush visita
WALL STREET ENGLISH

El Presidente de los EEUU George H.W. Bush y su mujer Barbara visitaron Wall Street English en Beijing para celebrar la esponsorización por parte de Wall Street English del programa U.S./China Student Leaders Exchange. • Beijing, 2006
Últimas
NOTICIAS